En Familia
  Hagamos Shabat
 La Parsha semanal
Momentos en el Calendario
 Estudiemos
  Cocina Judia
Artículos
Obras publicadas
Pregúntale al rabino

 
 
 
 
   
 
página principal

Viernes: 20 de Tamuz 5773 – 28 de junio 2013
Encendido de las velas: 6:23 p.m. (P) - 6:27 p.m. (Caracas)
Sábado: 21 de Tamuz – 29 de junio
Parashá: Pinjas (Bamidbar)
Haftará: Irmiahu 1:1-23
Salida de Shabat: 7:176 p.m. (P) - 7:27 p.m. (Caracas)


DE QUE TRATA LA PARASHA PINJAS

1. D-s da a Pinjas un pacto de paz.
2. Censo de Israel después de la epidemia
3. Las hijas de Tzlofjad reclama el derecho de su herencia.
4. Ieshua ben Nun, es nombrado sucesor de Moshé.
5. Sacrificios públicos diarios y días festivos.


SABÍA USTED QUÉ....

... El período de tres semanas que abarca desde el 17 de Tamuz al 9 de Av se denomina Bein Hametzarim (entre las angustias, por estar comprendido entre ¡dos fechas nefastas!

... Estas tres semanas, deben transcurrir bajo una atmósfera de semi-duelo, no se efectuaran casamientos, ni demostraciones colectivas de júbilo, hay comunidades que no comen carne, ni toman vino durante estos días. Otras acostumbras a abstenerse de carne y vino (excepto Shabat)

... No se estrenan ropas nuevas, ni se corta el cabello. 


HAFTARÁ: IRMIHU 1

Jeremías es considerado como profeta y es ordenado: Ha dirigirse a Israel y transmitir el Verbo Divino sin temor. “Oíd la palabra del Eterno oh casa de Yaakov. Así dice el Eterno: ¿Qué injusticia tras la vanidad y se hicieron vanos? (2:4-5), el pueblo se olvidó del Eterno que los sacó de Egipto y los condujo por el desierto y los introdujo en la Tierra de campos  y viñas y contaminaron la Tierra. El profeta pide al pueblo que reconozca su pecado y que en medio de su angustia clame a D-s.


DE LA PARASHÁ PINJAS – LAS HIJAS DE TZLOFJAD

Varios son los temas que trata la parashá:

1. D-s da a pinjas un pacto de paz.
2. El censo de Israel, después de la epidemia.
3. Las hijas de Tzlofjad reclaman el derecho a la herencia.
4. Ieoshua Ben Nun, es nombrado sucesor de Moshé.
5. Sacrificios públicos diarios y de días festivos.

La Parashá comienza con el affaire pinjas – el hombre que con su actuación – puesta en tela de juicio por los sabios – salvó al pueblo hebreo de una epidemia mortal causa por el hecho de haberse prostituido, una parte del pueblo (88.000 personas), encabezados por uno de los jefes de la tribus, Zimris Ben Zulu, Presidente de la Tribu de Shimón.
Y finaliza con el recuento y el detalle de los sacrificios públicos y de días festivos.

Del punto de vista del calendario leemos, la parashá en una época especial “Bein Hametzarim” – entre las estrechuras – que se extiende por tres semanas, desde el 17 de Tamuz, hasta el 9 de Av.

Rabí Levy Itzjak de Berditchev, gran Rabino jasídico, pregunta: ¿Por qué mezclamos la alegría de las fiestas, con el duelo y la pena, por la pérdida de la independencia nacional?
Contesta el Rabino: El pueblo de Israel se entristece y se llena de pena durante estas tres semanas. Puede que por esta razón se depriman y pierdan la esperanza, por eso se lee en estos días sobre las festividades que tuvo Israel en los tiempos del Beit Hamikdash  y el espíritu de alegría que emana de estos versículos podría menguar - aunque sea en parte, la amargura que nos invade por la destrucción de  los dos Templos.

Hablemos de las hijas de Tzlofjad.
¿Quién era Tzlofjad?
Tzlofjad, uno de los miembros de la Tribu de Menashe, murió, no tuvo hijos, sino hijas – y se suscitó un problema con respecto a la herencia, porque la Torá dicta: “A estos será partida la tierra por heredad – por el número de nombres (26:53) – solo aquellos que aparecen en el censo se les repartirá parcelas en la Tierra prometida”, por esa razón se acercaron las 5 hijas de Tzlofjad: Majla, Noa, Jogla, Milka y Tziza, mujeres muy especiales e intelectuales quienes apelaron a Moshé el cuál se dirigió a HaShem, para recibir la solución sobre el caso y al final recibieron la herencia.

Les traje este episodio, para hablar sobre el rol de la mujer durante la travesía en el desierto.
Al resumir el nuevo censo en el desierto, nos enseña la Torá que: “Y entre estos no hubo varón de los censados por Moshé y Aharón – el sacerdote, quienes censaron a los hijos de Israel en Sinay” (26:64)

Entendemos que toda la generación de Egipto murió por el pecado de los exploradores – hablamos sobre la 2da Generación.
Los hombres murieron por su pecado.

Las mujeres ameritaron entrar a Eretz Israel, porque no participaron en el pecado de los exploradores.
Preguntan los sabios del Midrash: ¿Por qué no pecaron las mujeres?
Y ellos mismos responden: Porque profesaban cariño por la tierra de Israel “Los hombres dijeron: ‘Pongamos un jefe y volvamos a Egipto’ y las mujeres dijeron: ‘Danos posesión de la tierra’”

Preguntan los Rabinos. ¿Cómo hemos de probar del versículo, que las mujeres de la generación del desierto, profesaban cariño a Eretz Israel, puede que pidieron una parcela solo por su interés o provecho personal?
Contestan citando al Sifri:
Las hijas de Tzlofjad, demostraron una fe total en la fuerza del pueblo de Israel para lograr la conquista de Eretz Israel, demostrando así, su profundo amor a la Tierra ancestral.
Les preguntó Moshé:
Los hombres dijeron volvamos a Egipto y ¿ustedes piden una parcela de tierra en Eretz Israel?
Le contestaron:
Nosotros sabemos que al final, Israel se asentará en su tierra.
Y explica el autor del libro “Ktav Sofer”: “La fe de las hijas de Tzlofjad, es la fuerza del pueblo de Israel, para lograr la posesión de Israel y emana, sin lugar a dudas, de su amor y cariño a la Tierra”.
Porque solo un sentimiento como este, puede da dar fuerza indestructible para realizar el ideal de habitar en la Tierra Prometida.

Solo cuando amamos algo en especial, estamos dispuestos a sacrificar y entregarnos de un modo total.

Hay en Medinat Israel, gente que posee ese amor inquebrantable a esa tierra, y como ejemplo, toman a los héroes bíblicos y entre ellos a las hijas de Tzlofjad, y a las demás mujeres del desierto.


ANECDOTARIO JASÍDICO

* ¿Cuál fue la bendición especial que otorgó D-s a Pinjas?
En una aldea de Galitzia (Polonia), se despertó una gran controversia entre los comunitarios: El Rabino del lugar falleció y discutirían sobre su posible sucesor. Tan grande fue el desacuerdo y la tensión que en medio del entierro, en momentos que se sostenían los discursos sobre la personalidad y los actos del venerado Rabino, se escucharon las distintas opiniones sobre el discutido tema.
Al escuchar sobre el caso dijo el Rabí Meir de Primishlán: “Ahora entiendo el significado de la bendición recibida por Pinjas: ‘He aquí, que yo le doy mi saludo de paz; que será para él, y para su simiente después de él, un pacto de Sacerdocio eterno’ (25:12-13)

Al leer el versículo nos preguntamos: ¿Qué relación hay entre las partes de la promesa dada por el Eterno a Pinjas?
Es sabido que Satán actúa, cuando se llega a la situación de “su simiente después de él” en el momento de la elección de un “sucesor”, es entonces cuando el fuego de la división se “extiende por todos lados”, por esa razón viene la bendición de Pinjas hijo de Eleazar que el “pacto de paz conferido por D-s será para él y para su simiente después de él” y después de finalizar sus días en este mundo no habrá discusión alguna sobre el sucesor.

* Encomienda el eterno D-s, de los espíritus de todo ser, un varón (líder) sobre la comunidad (27:16)
Al fallecer el santo judío de Pshisje sus alumnos quedaron confusos sin saber quién ocupara el lugar del Rabí, se dirigieron a Rabí Simja Bunim quien les dijo: “un pastor se tiró al suelo y se durmió, a medianoche se levantó y he aquí que vio a la luna brillante, el ambiente fresco, y ante él buenas aguas para beber.
Vio que no faltaba ningún animal de su rebaño y todos pastaban como de costumbre, elevó su voz a D-s y dijo”: “¿Cómo podré devolverle el bien que me haces? Querido D-s si me dieras tu rebaño, lo guardaré como a mis ojos” agregó Rabí Bunim: Si se encontrare un pastor como este, será nuestro Rabí.
Cuando escucharon sus palabras pensaron todos que él es el Rabí que buscan, y Rabí Eble de Naishtadt, su Rabino en el estudio de Cábala, quien era el candidato, según muchos, a ocupar  el lugar del santo judío de Pshisje en la dirigencia, se levantó de su silla y nombra a Rabí Simja Bunim sucesor de Rabí de Pshisje.