En Familia
  Hagamos Shabat
 La Parsha semanal
Momentos en el Calendario
 Estudiemos
  Cocina Judia
Artículos
Obras publicadas
Pregúntale al rabino

19/1/2018 6:09:00 PM
CARACAS
La salida de Shabat
20/1/2018 7:00:00 PM
CARACAS
 
 
   
Sunday, January 21, 2018                   
página principal
 
 
Versión en Hebreo
Los Sueños – Ilusiones, Profecías o……


Sigo con mucho interés, su columna “Preguntas al Rabino”, los temas que usted toca, son “al día”, y muy necesarios, para personas que como yo, nos sentimos “judíos”, y queremos conocer la opinión de nuestras fuentes, sobre todos los temas, ---- ¿Qué hay de los sueños?, ¿Hay que tenerlos en cuenta, o son solamente deseos ilusiones, personales? ------ ¿Podría usted instruirme sobre el tema?.

Su pregunta es bastante comprometedora, y hay muchas personas que se interesan en ella, y es por eso que me prometí estudiarlo, analizar las diferentes opiniones de nuestros sabios, no a nivel folklórico solamente, aunque creo que todo lo que se conversa sobre el tema entre las distintas comunidades de nuestro pueblo, tiene como fuente nuestros libros sagrados, Torá, Tanaj, (los 24 libros), el Talmud, Midrash, Cabalá y naturalmente los libros “halájicos” (leyes, Shulján Aruj y otros), que contemplan la dinámica normativa de la persona que sueña (buenos o malos sueños, sí podrá contarlos o no ---- a quién, deberá ayunar? y otros.

¿Qué posición debemos tomar ante los sueños?
El Rabino Rabi Iosef Papo en su libro “Pele-loetz” escribe:
Dijeron nuestros sabios Z’L sobre el versículo “Y Elokim quiso que le teman ----- éste es un mal sueño (Berajot 55),. pero también dijeron “bueno es el ayuno del sueño, como el fuego para el aserrín, y dijeron todo que ayuna el ayuno del sueño, en su día, aunque sea sábado, serán eliminados sus malos edictos de setenta años.------- Pero también dijeron que los sueños no hacen, ni bien, ni mal, y un sueño que no es interpretado es ---- como una carta que no ha sido leída, y dijeron que a una buena persona le muestran un mal sueño ---- y al entristecieres será anulado.
Esto significa que mejor será no prestar atención a los sueños, y no temer de ellos, para que su suerte no se dañe. No contará su sueño a nadie, porque la mayoría de ellos “los sueños no hablan de nada serio”, especialmente en nuestra huérfana generación, ya que no existe persona alguna que eleve su alma al cielo y allí le revelen lo que sucederá en un futuro, como ocurría con las grandes y santos Rabinos de las generaciones anteriores, tampoco hay una persona que amere ver un ángel revelándole el futuro. Solo la imaginación humana nos hace pensar toda serie de cosas que influyen sobre nuestros pensamientos al dormir y hay sueños espeluznantes que son consecuencia del abuso de comida y bebida, o tristeza y melancolía.
Cuando una persona viene a mí, dice el Rabino y me habla sobre el mal sueño que soñó le digo: no temas, porque los sueños no influyen ni para bien ni para mal. pero no perderás nada si ayunas y si darás algo de dinero para Tzedaka, harás también “pidión nefesh” (oración especial para pedir ayuda de HaShem) y hagas un examen de conciencia para ver si no has pecado en algo.
Esto es algo que debemos hacer siempre, sin relación alguna con el sueño.
¿Qué deberá decirse el “soñador”? --- ¿Qué me informaron en medio del sueño?, ¿Qué voy a morir? esto ya lo se ! ya me enseñaron los sabios “Vuelve un día entes de tu muerte, ---vuelve hoy, porque puede que mueras mañana ---- ésta es la pura verdad, Pero los sueños son pura ilusión.
De todas maneras en el sueño te avisan que no tomes el camino que planeabas tomar ----- deberá aceptar el aviso, y no lo tomará.
Ante esta situación mejor hará de no buscar quien le interprete los sueños, ayunará, y recitará la rogativa especial para estos casos que se recita durante la bendición de los “Cohanim”, contará el sueño ante tres personas, como nos enseñaron nuestros sabios y alimentará su fe, y el Todopoderoso vendrá en su ayuda.
En resumen el Rabino, nos aconseja dar cierta importancia a los sueños, y por esta razón decidí estudiar el tema, rogando a HaShem que me conduzca por el sendero del bien y pueda entender todo lo concerniente a los sueños, hasta donde mi intelecto me lo permita.

Tres son los sueños que se cumplen
Dice Rabi Iojanan: Tres son los sueños que se hacen realidad; el sueño de la mañana, el que soñó su compañero, y el sueño interpretado dentro de otro sueño, y hay quienes que opinan que si el sueño se repite dos veces también. El sueño dura muy poco tiempo, y durante esos momentos el ser humano puede ver una multitud de cosas y de lugares lo que no podría ver ni sentir estando despierto durante un año, en realidad ni un año le bastaría para vivenciar lo que puede soñar en tan poco tiempo.
Hay tres clases de sueños:
El sueño natural: Que se allega al ser humano, como consecuencia de su carácter, que reciben forma por la fuerza de la imaginación, consecuencia de los alimentos que ingiere antes de acostarse a dormir, que cubren al cerebro por medio de los gases y crean todas clases de pensamientos sin importancia e incoherentes ----- de manera que la imaginación se debilita.

El sueño natural se divide en dos partes:

a) Es el sueño que nos llega por intermedio de los pensamientos que nos vienen al pensar sobre las cosas que nos suceden durante el día como nos relata el Talmud que el rey preguntó a Rabí leoshua -- ¿Qué es lo que he de soñar ésta noche? ---- ésta noche, le contestó Rabí leoshua, verás que caerás prisionero en manos de los persas y te obligarán a pastar cerdos con un bastón de oro, todo ese día el rey no dejó de pensar sobre las palabras del Rabino ------ y durante la noche lo soñó.
Esta clase de sueños vienen como consecuencia de la imaginación.

b) Hay sueños con mensajes, son sueños verdaderos que vienen a darnos una buena noticia o mala, para indicarnos que debemos hacer “Teshuvá” (arrepentirnos de malas acciones que hicimos), para que pidamos ayuda y compasión de HaShem, se nos revela por intermedio del sueño el mal edicto, para que tomemos cartas en el asunto retractándonos de nuestros equívocos y así salvarnos de los malos momentos.
Estos sueños son verdaderos, ya que la “Hashgajá” (Divina Providencia) los envía por intermedio de un “ángel” espiritual, generalmente soñará este sueño antes de despertarse, lo verá muy claro ya que viene de parte de un ángel y ----- es la sexagésima parte de la profecía.
Cuenta el Talmud que cuando el emorá Shmuel soñaba un mal sueño decía: los sueños son necedades, y cuando el sueño era bueno exclamaba: ¿acaso los sueños son necedades?.

Los sueños proféticos:
Como el sueño de Iaakov, el patriarca, el sueño del rey Shlomo y el sueño del profeta Daniel.
Esta clase de sueños son verdad e influyen fuertemente sobre el que sueña y por esa razón cuando HaShem quiere revelar sus secretos a sus siervos, los profetas, lo hace como Iaakov, nuestro patriarca, y así hace saber a la persona lo que sucederá en el futuro, para que haga “Teshuvá” y eleve preces a HaShem y no peque más, todo se le transmite por medio de palabras e insinuaciones, por esa razón hemos de contar nuestros sueños solamente a nuestro mejor amigo, porque los sueños se hacen realidad según la forma que lo interpretan.
Dijo Rabí Nehoray veinticuatro interpretes de sueños había en Ierushalaim una vez soñé y fui a todos y ninguno de ellos me dio la misma interpretación y todos se hicieron realidad para que se cumpla lo dicho “todos los sueños van tras la boca”, contaban que Bar Hedia interpretaba los sueños por dinero; aquel que le daba, le interpretaba para bien y al que no le entregaba lo prometido ----- lo interpretaba para mal y no se cumplieron por su mérito sino por su “mazal”. Hoy día no tenemos gente que sepa interpretar los sueños, como Iosef hatzadik y el profeta Daniel, pero existe una amplia y vasta sabiduría vertida en nuestras fuentes sagradas y podremos aprender de ellos cual es la interpretación exacta de los sueños según nuestros sabios.
Encontramos interpretaciones de sueños en el capítulo nueve del Tratado de Berajot, Ein Iaakov y otros.
Una cosa debemos recordar, “Si has visto sueños y visiones difíciles y contradictorios --- y tu temes --- haz estas tres cosas: reza, da Tzedaka (caridad) y haz Teshuvá (arrepiéntete de tus malas acciones) --- y te salvarás. (Reshit Jojma, 3:22).

Importante recordar:
La persona que duerme contento por haber cumplido con una mitzva (precepto) --- le muestran un buen sueño (idem, 1:20).
En otra oportunidad, ampliaremos el tema.

****** * ******
 
:.
 - Los sueños en la concepción judaica.   - La Interpretación de los Sueños
 - Interpretación de sueño   -
  ...Ver Más 

 

****** * ******

Versión Para Imprimir          Versión en Hebreo         Envíar Comentario  
Si tiene algunas preguntas o comentarios sobre este artículo CLICK
 
Padres e hijos I Educación I Brit-Mila I Nacimiento de Niña I Bar-Mitzva I Boda IIDuelo
Para cualquier otra información contáctenos por el correo electrónico iblickstein@torahenfamilia.com ..