En Familia
  Hagamos Shabat
 La Parsha semanal
Momentos en el Calendario
 Estudiemos
  Cocina Judia
Artículos
Obras publicadas
Pregúntale al rabino

23/2/2018 6:19:00 PM
CARACAS
La salida de Shabat
24/2/2018 7:09:00 PM
CARACAS
 
 
   
Friday, February 23, 2018                   
página principal
 
 
Versión en Hebreo
Mensaje a los padres

Tu hijo es un miembro de la más ilustre familia que el mundo conoció: la pista de su linaje, puede ser seguida a lo largo de casi cuatro mil años; es descendiente de ABRAHAM, ITZJAK e YAAKOV; de SARA, RIVKA, RAJEL y LEA. Miembros de su familia han sido Reyes y Sumos Sacerdotes, Profetas, Jueces, Sabios, Maestros, Médicos y Hombres de Letras. Está emparentado con MOSHÉ y AHARÓN, con el Rey DAVID y el Rey SHLOMO. Casi al inicio del tiempo, sus ancestros trajeron civilización al mundo, enseñando y practicando un código de conducta que incluso hoy es de avanzada en comparación con las que rigen en muchos rincones del globo.

Cuando todos a su alrededor rendían culto a piedras y maderas, ellos se percataron del error y transmitieron que solo existe un único D-s de quien todos dependemos de forma absoluta, Sus ancestros estuvieron parados ante el Monte Sinay y oyeron la voz de D-s enunciando las primeras palabras de los diez mandamientos. Sus parientes compusieron la MISHNA y el TALMUD, y comentaron y codificaron las leyes en él contenidas. Durante milenios, miembros de una familia han dad, en medida desproporcionada a su número, muchos de sus considerables dones y talentos al mundo que los rodea. Han estado a la vanguardia de la lucha por la libertad; fueron los defensores de la dignidad humana. Ellos han propagado verdad y amor hacia sus semejantes.

Tu hijo es un judío; su connotación es el de un grupo. Es miembro de una Nación Santa, un Reino de Sacerdotes. Su familia fue elegida para ser un ejemplo entre las naciones.

Tu hijo es un varón, un varón judío. Cuando tenía ocho días de vida fue introducido en el PACTO DE ABRAHAM. Una inmensa tradición descansa sobre su espalda; es una responsabilidad demasiado grande como para que un niño pueda cargarla. Pero ser judío no es un accidente de nacimiento.

Se le han dado medios para recibir esta inmensa tradición, tiene un alma que en porción de lo divino. Si se le instruye y enseña apropiadamente, este niño, con el correr del tiempo, no solo absorberá esta TRADICCIÓN sino que también la practicará, viviendo de ese modo una vida buena, colmada y útil, y han de transmitir sin compromiso ni detracciones a aquellos que han de seguirla.

A fin de lograr la plenitud de su inmenso potencial para el bien, con el cuál pueda perpetuar la ilustre historia de su familia, este niño depende de sus padres. Ello no solo tiene la responsabilidad de vestirlo y alimentarlo, nutrirlo físicamente, sino también de alimentar su espíritu. Es responsabilidad suya que, a través de ellos y sus maestros adecuados, él, sus hermanos y hermanas reciban “Jinuj” (educación) prescripto por el Pacto Sagrado en el cuál ha sido introducido.

En este punto del tiempo y por muchos días y años futuros, este niño deposita sus esperanzas y confianza en sus padres. El se apoya en ellos para que le enseñen como descargar sus responsabilidades y reclamar los privilegios inherentes en su derecho natural como eslabón de la familia más distinguida que hay sobre la faz de la tierra.

¿Qué padres traicionarían o fallarían ante tamaña confianza?

****** * ******
 
Padres e Hijos
 - Conversemos con Nuestros Hijos   - El Precepto de honrar a los padres
 - Así hablan los hijos a los padres   - Padres de un niño especial
  ...Ver Más 

 

****** * ******

Versión Para Imprimir          Versión en Hebreo         Envíar Comentario  
Si tiene algunas preguntas o comentarios sobre este artículo CLICK
 
Padres e hijos I Educación I Brit-Mila I Nacimiento de Niña I Bar-Mitzva I Boda IIDuelo
Para cualquier otra información contáctenos por el correo electrónico iblickstein@torahenfamilia.com ..