En Familia
  Hagamos Shabat
 La Parsha semanal
Momentos en el Calendario
 Estudiemos
  Cocina Judia
Artículos
Obras publicadas
Pregúntale al rabino

23/2/2018 6:19:00 PM
CARACAS
La salida de Shabat
24/2/2018 7:09:00 PM
CARACAS
 
 
   
Friday, February 23, 2018                   
página principal
 
 
Versión en Hebreo
Parashat Shemot - Moshé en el palacio real

Los caminos del Todopoderoso son una incógnita para nosotros. De todas maneras, cuando estudiamos el capítulo maravilloso de Moshé, el Profeta de D-s, nos obligamos a hacernos unas cuantas preguntas:

1) ¿Por qué salvó Batia, la hija del Faraón, a Moisés? 2) ¿Por qué vivió Moshé tanto tiempo en el palacio real? 3) ¿Fue Batia una figura diferente dentro del panorama social del Egipto Pagano? 4) ¿En qué condiciones llegó el niño Moshé al palacio real y cómo se preparó para su trascendente misión?

Nuestros Sabios nos transmitieron que Batia, la Princesa de Egipto, sufría de lepra, y por consejo de sus médicos tomaba diariamente baños en el agua del río “Yeor” (Nilo). Al tocar el arca de caña en el que yacía el cuerpo de Moshé, y que estaba revestido con asfalto y alquitrán, la joven egipcia se curó, y desde ese momento nació su amor por el niño. (Shmot Rabá)

La Torá nos indica que Batia poseía una gran piedad: ”Ella, abrió, y vio al niño, y he aquí que un niño que llora, y se apiadó de él.” (Shmot 2:6)

A pesar de tener un alto rango como hija de un rey poderoso, no adquirió las perversas cualidades que caracterizaban a la familia real. “Por esta razón, la hija del Faraón, fue protegida por la Divina Providencia, y reconocida como Bat-Iá, la hija de D-s.” (Pirké de Rabí Eliezer)

Nuestros sabios comentan que, poseer Batia esta brillante virtud, es considerada parte del grupo de los piadosos de los pueblos del mundo, y por este mérito tiene derecho a una porción en el mundo venidero. (Tosefta Sanedrín 13:2)

Hay quienes opinan que Batia se convirtió al judaísmo, siendo recordada como una de las mujeres virtuosas por haberse ocupado de Moshé, y como recompensa entró en el Gan Eden en vida (Midrash, Mishlé 31)

El Creador, que dirige y encausa todo lo que acontece en el mundo, hizo que fuera Batia quien salve a Moshé, y que éste entre en el palacio del Faraón. Para así habituarse a las costumbres palaciegas, y de esta manera, no adquiera los hábitos de los esclavos.

Rabí Abraham Ibn Ezra, (famoso interprete bíblico de la época de oro de España) nos explica:

“Es factible que D-s hiciera que Moshé crezca en la Casa Real, para que se habitúe a convivir en un marco elevado de estudios y maneras, y no en el ambiente de los esclavos, donde reina un bajo nivel cultural. Ya vimos que mató al policía egipcio por haber maltratado y vapuleado a uno de sus hermanos, y también salvó a las hijas de Itró de las manos de los pastores de Midian que las oprimían exigiéndoles que les dieran de beber de las aguas que ellas mismas habían extraído del pozo. Si hubiese Moshé crecido y educado entre sus hermanos, no le hubieran respetado ni temido, ya que lo habrían considerado uno de ellos.”

Otros sabios comentan que Moshé abandonó su casa a los doce años (Shmot Rabá) A esa edad, el niño se convirtió en adolescente, por lo tanto tenemos que pensar que el joven Moshé adquirió una cantidad de virtudes, valores y vivencias que le crearon una infraestructura espiritual que influyó en su alma, creando en él una fuerte personalidad, factor importantísimo para la formación de un futuro dirigente.

Moshé vivió dentro de la vida lujosa del palacio real, y a pesar de esto no se desentendió de la terrible situación en la cuál vivían inmersos sus hermanos: “Y Moshé sale hacia sus hermanos...”

Los eruditos del Talmud nos describen con gran realismo los pensamientos de Moshé en momentos en los cuales se preparaba para tomar la importante misión ordenada por D-s de sacar a sus oprimidos hermanos hacia la libertad física y espiritual.

“Salió hasta sus hermanos y vio sus trabajos pesados” (Shmot 2:11). ¿Qué significa Y vio? Vio Moshé sus sufrimientos, y llorando decía: “¡Cuán grande es mi dolor! ¿Ojalá pudiese morir yo por ustedes?” Ya que no hay trabajo más duro como el trabajo del barro, por eso les ayudaba en su ardua labor”.

****** * ******
 
Shemot
 - Mishpatim - Los diez mandamientos fueron dados en Sinai   - Parasha Shemot
 - Parashá Shmot - Preguntas   - Parashá Vaera - Preguntas
  ...Ver Más 

 

****** * ******

Versión Para Imprimir          Versión en Hebreo         Envíar Comentario  
Si tiene algunas preguntas o comentarios sobre este artículo CLICK
 
Padres e hijos I Educación I Brit-Mila I Nacimiento de Niña I Bar-Mitzva I Boda IIDuelo
Para cualquier otra información contáctenos por el correo electrónico iblickstein@torahenfamilia.com ..