En Familia
  Hagamos Shabat
 La Parsha semanal
Momentos en el Calendario
 Estudiemos
  Cocina Judia
Artículos
Obras publicadas
Pregúntale al rabino

20/4/2018 6:21:00 PM
CARACAS
La salida de Shabat
21/4/2018 7:11:00 PM
CARACAS
 
 
   
Monday, April 23, 2018                   
página principal
 
 
Versión en Hebreo
Parasha Tzaria Metzora - El precepto de la Circuncisión.

La esencia de la circuncisión es completar la creación, y así completar su estatus espiritual. El incircunciso es considerado defectuoso y falto. Cuando Abraham el Patriarca, fue ordenado circuncidarse, HaShem le dijo: “Camina ante Mi y se integro” (Bereshit, 17:1), a lo que Rashi explica: “al estar incircunciso, eres defectuoso ante mi” (idem, idem)

Al hacer el padre la circuncisión a su hijo, lo convierte en parte del pacto de Abraham, y a su vez perfecciona su cuerpo.
Los pueblos del mundo no profundizaron en este pensamiento diciendo que “los humanos no hemos de mezclarnos en la hechuras del Génesis”.

La circuncisión fue materia de discusión. Sobre una en particular nos relata el Midrash:
El emperador romano Turnus Rufus le preguntó a Rabí Akiva, ”¿la obra de D-s o la obra del hombre? La obra del hombre” - respondió Rabí Akiva
Su respuesta me sorprende," exclamó Turnus Rufus. "¿Trata de decir que el hombre puede crear algo que se asemeje al cielo o la tierra?"
- No me refiero a las creaciones que superen las habilidades manuales de los seres humanos,"
contestó Rabí Akivá, "sino a aquellas que estén dentro de sus posibilidades"
-"¿Por qué es que ustedes los judíos se circuncidan?"
Turnus Rufus continuó con sus preguntas, "¿Acaso ustedes presumen que el trabajo del Creador necesita ser mejorado?"
-"Esta es precisamente la pregunta a la que yo me había anticipado,"
Rabí Akivá explicó, "y yo por lo tanto sostengo que los logros humanos son superiores a los del Creador”.
-"Si esta es su opinión, pruébela,"
le exigió Turnus Rufus.
Rabí Akivá regresó a su casa y le ordenó a su esposa, "hornea un delicioso pan que esté compuesto con harina, aceite y especias."
Al volver a ver al emperador le llevaba, un pan en una mano y un puñado de granos de trigo en la otra.
- "Ahora dígame, Oh rey, ¿cuál de los dos es superior - el trigo o el pan?" le preguntó.
-"El pan, por supuesto," respondió Turnus Rufus.
-"Ya ve," replicó Rabí Akivá, "usted mismo confesó que el trabajo del hombre es mejor que el del Creador. Cuando El diseñó el universo, le dejó al hombre la misión de perfeccionarlo; el grano debe ser cortado y horneado para convertirse en pan, y los vegetales deben ser cocinados y condimentados. Por lo tanto, al realizar la milá en un niño perfeccionamos la obra del Creador"
- Si HaShem quería que el niño fuese circuncidado, lo pudo haber creado de esa forma,"
insistió Turnus Rufus.
-"¿Por qué es que hace esa afirmación sólo con respecto a la circuncisión?" respondió Rabí Akivá. "Se podría preguntar también por qué es que HaShem dejó el cordón umbilical unido al recién nacido, dejando al hombre para que lo corte."

Al comienzo de la discusión Turnus Rufus opinó que las obras de HaShem son perfectas y no hay necesidad alguna de arreglar nada. Rabí Akiva, puso a un lado su argumento cuando colocó sobre su mesa espigas de trigo y un dulce, explicándole que el trigo no fue completado en su creación, y para que pueda ser digerido por los humanos necesita de múltiples labores que lo hagan comestible.

Parece ser que Turnus Rufus no estuvo de acuerdo con lo presentado por Rabí Akiva, según el hombre puede entrometerse en la naturaleza, cocinar y hornear solo si lo desea, pero HaShem no se lo ordenó.
La circuncisión, no es como el “dulce”, no depende de la voluntad de la persona sino que fue ordenada por HaShem. Esto no lo entendió Turnus Rufus, pensó que Si HaShem quería que el niño sea circuncidado, El mismo debía haber hecho que naciese circunciso.

Según la óptica no judía, el Prefecto romano como los Sabios de Atenas, pensaban que los preceptos vinieron para ayudar a HaShem, a concretar sus deseos. De aquí su observación: “Si HaShem quería que el niño fuese circuncidado, lo pudo haber creado de esa forma”, si no lo hizo, concluyó, que el Creador no está interesado en la circuncisión, por lo tanto este precepto es solo fruto de la invención humana.
D-s nos dio a entender que la creación no esta completa y el ser humano es llamado a involucrarse para traerla a un estado, en el cual la humanidad pueda tener provecho de ella.

A pesar de que Rabí Akivá concluyó el debate con este comentario, nuestros Sabios nos revelaron la verdadera razón por la cual los niños llegan al mundo sin la circuncisión. HaShem hizo que el niño un fuera perfecto para otorgarnos el mérito de realizar Sus mitzvot cuyo cumplimiento nos purifica y nos eleva.

****** * ******
 
Vaikra
 - Parasha Vaikrá   - Parasha Kedoshim
 - Parasha Bejukotai   - Parasha Vaikrá - Preguntas.
  ...Ver Más 

 

****** * ******

Versión Para Imprimir          Versión en Hebreo         Envíar Comentario  
Si tiene algunas preguntas o comentarios sobre este artículo CLICK
 
Padres e hijos I Educación I Brit-Mila I Nacimiento de Niña I Bar-Mitzva I Boda IIDuelo
Para cualquier otra información contáctenos por el correo electrónico iblickstein@torahenfamilia.com ..